Cuando mirar no es ver

Un medio con tanta historia y tan cotidiano como la vía pública requiere reflexionar sobre esta omnipresencia que puede llegar a molestar/ atosigar al consumidor. En carteles de calles, en medios de transporte, en edificios, en paradas de colectivos, en plazas,  casi cualquier lugar que uno transita está plagado de piezas publicitarias. 

Las empresas que comercializan espacios en este medio deben tener en cuenta no sólo las reglamentaciones vigentes sino la polución visual, que se produce al agotarse el sentido de la vista: la persona mira, pero mira sin ver. Ante la multiplicidad de mensajes publicitarios cercanos y a veces desordenados, se puede producir saturación visual. No sólo es importante la ubicación de las piezas en los sitios donde circula nuestro target (a través de las mediciones de SMAPE), también es importante hacerlo en lugares donde no se pierdan de vista, donde no exista esta saturación que no deja ver lo importante (nuestra marca). Más teniendo en cuenta el corto tiempo de atención a los mensajes.

La  ubicación de las publicidades en vía pública en espacios ya saturados  produce vacío, no llega el mensaje, no hay efectividad, no se alcanza el target (aunque este circule por allí). 

Imagen

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s